El contrato - Anhelo

Este jueves: escribir un relato que se ajuste a un contrato no específico. Un tema abierto a la creatividad de lo que se nos ocurra.

Antes de comenzar a relatar mi existencia, quizá deba presentarme. Mi nombre es Iskra, crean o no, fui la banshee más famosa de la antigüedad. Yo gobernaba las Banshees del Norte, las de ojos opalinas y piel grisácea. Sin embargo, en algún momento a mediados del siglo diecinueve, comencé a aburrirme de recorrer las tierras y los castillos de los mortales. De estar siempre volando sobre mi larga cabellera para estar vigilante del que pronto morirá. Me canse de esa figura alta y extremadamente delgada, de mis largos cabellos blancos, y de ese rostro espectral.  

Entonces, se da el día en que se revela mi rebeldía. Después de tantos siglos, atravesé una época de hastío y letargo completo. ¿Podrá haber otra misión más alentadora que anunciar la muerte? !quería sentir una emoción! podría aspirar a un sentimiento de amor, ¿no? estaba sola, siempre solitaria sin que nadie sintiese simpatía por mi.

- Es solamente un capricho. - me decía Danu la gran diosa de todo el panteón céltico. !No era capricho! estaba harta de ser un espectro, modelado por las necesidades de los dioses y mi propia obnubilación. Su castigo fue pues, enviarme a Segjin una prisión ubicada en el pandemonio, en la cual, una noche para mi sorpresa se aparece frente a mi Morrigan, la reina espectral. Al verme rodeada de los peores demonios prisioneros, se compadece y me propone un acuerdo.

-  ¿Estás dispuesta a todo?  -
- Si, lo que sea. - me atrevi a decir.
- Lleva una condición. Tienes que darme la vida de cada uno de los hijos que vayas a procrear, sin excepción. -
- ¿Hijos? no los deseo. - pensé durante un minuto, y acepte la proposición.
- Pues bien, si eso quieres, hagamos el pacto antes que me arrepienta. - concluye parpadeando los ojos tres veces. Y así cerramos nuestro trato.

Desde entonces han pasado mil años. He hecho peripecias, cuidándome para no procrear. Pero hace unos meses atras, comence a pensar que, quizá me sea utópico continuar con el pacto. Una avalancha de extrañas experiencias y sentimientos han nacido y arraigado a mi cuerpo. Ahora tengo que pensar cómo defenderlos ante la posible furia de Morrigan, la reina espectral.

Pasar a leer más relatos por aqui
A menos que se indique lo contrario, el material contenido en este blog es mío. Algunas imágenes publicadas en este blog han sido escogidas de la Internet. Si alguien tiene
algún derecho sobreellas, solo tiene que comunicármelo y serán retiradas. Gracias!

Unless otherwise stated, the material contained in this site is mine. Some pictures have been taken from the Internet. If you see a photo that belongs to you and would like it
removed, please inform me so I can do so immediately. Thanks!